Aceites Esenciales

Los Aceites esenciales son el “alma de la planta”, no son realmente aceites, son sustancias aceitosas volátiles, concentrados puros de moléculas químicas naturales que se originan en las plantas, y que son liberadas mediante un proceso de destilación a vapor de las hojas, flores y maderas, o por compresión de algunas frutas.

 


 

Albahaca exótica: Uno de los aceites esenciales más estudiados en la historia.
Proporciona fortaleza y claridad en la mente, es revigorizante, vitalizante y el mejor tónico para el sistema nervioso. Efectivo contra la migraña. Reafirmante de los tejidos. Repelente de insectos.
Potente relajante muscular, analgésico, bactericida, Fungicida, antiséptico y antiinflamatorio.
Diluirlo siempre en aceite portador vegetal. Realizar siempre una prueba en la piel, antes de su utilización.

Árbol del té: Antiinfeccioso, antiinflamatorio, antibacteriano de gran espectro, antiséptico, antiviral, balsámico, analgésico, cicatrizante, con propiedades beneficiosas para el acné, antifúngico, estimulante del sistema inmunitario.
Protector de radiación y descongestionante venoso.
Antiparasitario, ayuda a curar la picadura de insectos, furúnculos infectados, herpes, quemaduras, cortes u otras heridas, poniendo una gota en el lugar afectado.
Indicado: Aftas, gingivitis, abscesos dentales, úlceras bucales, piorrea…
Nutre e hidrata el cuero cabelludo, ayuda a curar su irritación e infecciones.
Limpia y desbloquea el folículo piloso, ayudando a eliminar la caspa y a detener la caída del cabello.
Diluirlo siempre en aceite portador vegetal. Realizar siempre una prueba en la piel, antes de su utilización.

Benjuí: Antibacteriano, antiinflamatorio, refrescante, antiséptico, cicatrizante, astringente y protector cutáneo.
Reconfortante y animador. Buen fijador de los aromas. Muy utilizado para curar infecciones cutáneas como acné, eczemas, cuperosis, psoriasis y picores.

Bergamota: Posee propiedades cicatrizantes, antibióticas, antiinflamatorias, antisépticas y analgésico. Se usa para combatir infecciones respiratorias y urinarias.
Mejora la dermatitis, la psoriasis, el acné, eczemas y rosácea, así como la piel con tendencia grasa.
También es eficaz para el herpes labial.
Útil para el cuidado del cabello, buen suavizante e hidratante. Muy útil para el cabello graso
Masaje: Relajante y Anti celulítico
En Aromaterapia, su aroma se usa para combatir la depresión y el estrés, ayuda a calmar la ansiedad y hace que nuestro ánimo se vuelva más alegre y vigoroso.

Canela de Ceilán: Antiséptico y antibacteriano muy potente, de amplio espectro. Estimula la circulación. Fungicida y antiparasitario, también indicado para combatir las dermatosis infecciosas: verrugas, micosis de las uñas, picaduras de insectos…, mejorando acné, celulitis y arrugas.
Fluidifica la sangre y regulariza las menstruaciones, tónico y estimulante general: mental, físico y sexual.
Repelente de insectos.
En personas con antecedentes de alergia, existe riesgo de alergia local.
Diluirlo siempre en aceite portador vegetal. Realizar siempre una prueba en la piel, antes de su utilización.

Cedro de Atlas (Cedrus deodora):
Tiene múltiples propiedades para la piel, es antiinflamatorio, astringente, antiséptico, cicatrizante, tónico, sedante, tónico linfático y venoso… indicado en casos de Acné, seborrea y piel grasa. Rejuvenece la piel, ideal para pieles maduras.
Calma y relaja la mente, alivia la ansiedad, el estrés diario y las tensiones. Además, gracias a su gran aroma, es relajante, afrodisíaco, estimulante y expectorante.
Fungicida, insecticida, expectorante, desodorante, vasoconstrictor. Favorece el drenaje linfático.
En el cabello, regula la seborrea del cuero cabelludo, la Caspa y la Caída del cabello.
Precauciones: Contraindicado en casos de embarazo, hipertensión, cardiopatías y epilepsia.

Ciprés: Ideal para piel y cabello graso. Astringente, antiséptico, tónico y regula la secreción sebácea.
Estimula la circulación sanguínea: dolores musculares, calambres, celulitis, estrés, mala circulación, varices o capilares rotos, retención de líquidos…, desintoxica y oxigena la piel.
Excelente para después del afeitado, tonifica y posee un aroma leñoso.
Indicado en caso de reumatismo, edemas o exceso de sudoración,
En caso de afecciones respiratorias, los vahos de aceite esencial de Ciprés, remedian los problemas respiratorios como la tos, bronquitis, asma, faringitis, catarro, sinusitis.
Ahuyenta los insectos.

Clavo: Anti-infeccioso, antibacteriano de amplio espectro, Antivírico, Antifúngico, Antiparasitario, analgésico antiséptico, Estimulante general, neurotónico, estimulante, hipertensivo, afrodisíaco. Cauterizante cutáneo
Diluirlo siempre en aceite portador vegetal. Realizar siempre una prueba en la piel, antes de su utilización.

Enebro: Antiinflamatorio, antiséptico, antirreumático, antiespasmódico, analgésico, cicatrizante. Evita la retención de líquidos, tónico, drenante, mejora la circulación.
Útil contra el exceso de grasa en la piel y el cuero cabelludo, evita la pérdida de cabello.
Útil en: dolores musculares, ciática; úlceras, heridas y eccemas supurantes; hemorroides; acumulación de toxinas; celulitis.
Esfera emocional: alivia la tensión. En situaciones de hipersensibilidad, falta de motivación, de compromiso. Insensibilidad y vulnerabilidad.
Precauciones: contraindicado durante el embarazo.

Espliego: Antiséptico, antibacteriano, cicatrizante y analgésico. Combate eczemas, acné, alergias y dermatitis.
Regenera la piel y previene las cicatrices, estimulando el crecimiento de células nuevas. Cura de manera casi instantánea las quemaduras graves, heridas y las picaduras de avispa.
En el cabello, tiene propiedades reequilibrantes, reduce la aparición de grasa, así como para el cabello fino o frágil y para la caspa.
Antibiótico, válido para: catarros, tos, resfriados, bronquitis, asma, sinusitis, infecciones de garganta y gripe.
Sedante, alivia la depresión, migrañas y tensión nerviosa. Ayuda a conciliar el sueño.
Ejerce acción sedante y tónica en el corazón, reduciendo la presión sanguínea.
Alivia el dolor muscular, reumas, ciáticas, artritis. Igualmente alivia el dolor menstrual.
Buen repelente de insectos.

Estragón (Drago): Antibiótico natural, analgésico y antiinflamatorio.
Rico en Vitamina A y C, refuerza las defensas y ayuda a regenerar la piel.
También es rico en min
erales (hierro, calcio, magnesio, potasio, y otros).
Diurético, útil contra el reumatismo, la gota y para aliviar  la artrosis.
Muy bueno contra la Halitosis.
No utilizar durante el embarazo, lactancia ni en niños menores de 3 años.

Eucalipto azul (citriodora): Indicado para patologías musculares, reumatismo o artritis, analgésico, antiinflamatorio, refrescante y calmante.
Mejora la mala circulación, los problemas respiratorios, dolores de cabeza, infecciones en la piel, etc.
Diluirlo siempre en aceite portador vegetal para proteger la piel y evitar la irritación.

Eucalyptus globulus: Antirreumático, cicatrizante, antiinflamatorio, antiviral, balsámico, descongestivo, antifúngico, antiséptico, antimicrobiano, antibacteriano, anticatarral, expectorante , antiséptico respiratorio y mucolítico. Previene los resfriados y la sinusitis.
Estimula el folículo piloso y aporta propiedades balsámicas y purificantes al cuero cabelludo.
Repelente de insectos.
Disminuye la inflamación en las primeras fases de artritis y dolores musculares asociado al aceite de lavanda y romero.
Evitar en personas con alergias respiratorias. Usar con moderación en niños y ancianos. Evitar en caso de embarazo, epilepsia o hipertensión. No usar en niños menores de 3 años.

Gaulteria: Potente antiinflamatorio, analgésico y relajante muscular, calienta el músculo localmente. El aroma de esta esencia recuerda mucho al medicamento en spray “Reflex” indicado para este tipo de patologías

Geranio de Egipto: Con un alto poder hidratante y nutritivo, reafirma los tejidos blandos, previene y trata las arrugas, tensa la piel flácida, combate las bolsas de los ojos y líneas de expresión.
Limpiador, astringente, tónico, anticelulítico, astringente, purificante, refrescante, calmante y cicatrizante de heridas, cortes y escoceduras, protege contra las infecciones.
Equilibra la piel grasa, poros dilatados, acné, dermatitis, eczemas, hemorroides, edema, mala circulación, contusiones, rotura de capilares, quemaduras o pieles congestionadas.
Excelente agente anti-hemorrágico, anti-bacteriano, antiséptico, evita la caries dental, aftas de la boca, inflamación de las encías y enfermedades periodontales.
Antiparasitario, repelente de mosquitos y piojos.
Desodorante, ajusta la transpiración y elimina el olor corporal.
Equilibra el sebo en el cuero cabelludo y cabello, mantiene el cabello suave, sedoso y promueve su crecimiento.
Fortalece el Sistema Inmune, protegiéndonos de las agresiones externas y tóxicos.

Helichryso Madagascar (Helichrysum gymnocephalum): De manera histórica este aceite esencial tiene reconocidas propiedades como: antiséptico, antiinflamatorio, antibacteriano, expectorante, inmunoestimulante y analgésico.
Indicaciones: Infecciones: Bronquitis, rinitis, asma, Fatiga nerviosa, depresión y dolores de cabeza.
No emplear en niños menores de 3 años. Evitar el contacto con mucosas y heridas

Helichryso Italicum: Anticatarral, mucolítico, astringente y calmante.
Refuerza y cicatriza los tejidos, rejuvenecimiento las células. Antihematomas, fluidifica la sangre, aliviando la inflamación producida por un golpe, varices y cuperosis.
Acción: Fungicida y anti-hongos
Mantener fuera del alcance de los niños. No utilizar durante el embarazo, lactancia ni en niños menores de 3 años.

Hierbabuena: Astringente, antiséptico, tónico, anticelulítico. Vasodilatador, estimula la circulación periférica.
Hidrata y protege el cuero cabelludo, suaviza y flexibiliza el tallo capilar y mineraliza el bulbo piloso.

Hierba luisa (Cymbopogon citratus): Antiséptico, antibacteriano, calmante, sedante, analgésico, antidepresivo, antimicrobiano y desodorante.
Tónico estimulante para la piel, excelente para revitalizar y dinamizar el cuerpo cansado y la mente. Aviva los sentidos y mejora la concentración.
Excelente repelente de insectos. Aroma a limón, cítricos e hierba fresca..

Hinojo dulce ( Foeniculum vulgare dulce): Tonifica los tejidos cutáneos hinchados, con retención de líquidos o flácidos, al actuar como diurético. Estimula la producción de estrógeno, que se ocupa de mantener el tono muscular y la elasticidad de la piel. Eficaz en el cuidado de los senos.
Propiedades hidratantes, estimulantes y vigorizantes del cuero cabelludo.
Antiarrugas suave, pero eficaz con constancia.
Armoniza el sistema neurovegetativo, muy interesante para la gestión del estrés.
No se debe usar en caso de embarazo.

Incienso: Se obtiene de una gomorresina. Desinfectante, depurativo, antiséptico, antiinflamatorio, expectorante,
Tónico, astringente, regenerador, equilibrador y cicatrizante, suaviza todo tipo de pieles: secas, maduras, con acné, con eccemas, cicatrices…
Repara y aporta firmeza, elimina el aspecto lacio de la piel y frena la aparición de arrugas.
Las inhalaciones son útiles en casos de bronquitis, resfriados, gripe asma, tos y congestión del tracto respiratorio.
Reequilibra. Calma y eleva el espíritu, Aplaca la ansiedad, aporta paz, relax y serenidad.
Con un aroma balsámico, cálido y picante. Vuelve la respiración más lenta y profunda.
Precauciones: tónico uterino. Contraindicado durante el embarazo.

Jara: Regenerador y cicatrizante. Muy conocido por las propiedades antiarrugas, afina el contorno facial, cubre, protege y reconstruye la piel.
Antivírico, Inmunomodulador, Antiartrítico, Antihemorrágico.
Antiséptico, balsámico, tónico, antiviral, astringente y neurotónico.
Jengibre: Analgésico, antiséptico, antiespasmódico, bactericida, expectorante, estimulante, cefálico, y tónico.
Combate el dolor muscular, la artritis y mejora la mala circulación de la sangre. Añade al agua caliente y utilízalo como compresa para los músculos doloridos.
Motiva la mente en momentos de pesimismo y bajo estado de ánimo.
Nutre y fortalece el cabello intensamente, desde la raíz y estimula la circulación en el cuero cabelludo. Muy eficaz contra la caída del cabello.
Embarazo: se puede usar de manera segura, especialmente para calmar los mareos matinales, y el estómago descompuesto. Sólo coloca un par de gotas en un pañuelo y aspira de él.
No aplicar directamente en la piel, evitar salir al sol después de la aplicación tópica.

katafray: (Cedrelopsis grevei): Antiinflamatorio,  Reumatismos, artritis, inflamaciones cutáneas, Tónico. Analgésico, alivia el dolor de espalda y columna, así como de cabeza o de garganta.
Su aroma amaderado con un toque de pimienta es suave y agradable.

LaurelAntiséptico, analgésico, sedante, bactericida, digestivo, antirreumático, diurético y fungicida, combate la depresión y la ansiedad.
Especialmente recomendado para pieles sensibles y dañadas.
Se utiliza en enfermedades de la piel, como alergias, irritación, dermatitis, eczemas, psoriasis, acné, herpes… relaja las inflamaciones y reduce las cicatrices, cicatrizante y eficaz contra las picaduras de insectos.
Buen tónico para el cabello y el cuero cabelludo, estimulando el crecimiento capilar, contribuye junto con el aceite esencial de romero a la desaparición de la caspa. Purificante e higienizante, oxigena el cuero cabelludo y lo libera de impurezas, ideal para el cuero cabelludo asfixiado por excesos de tintes, gominas y espumas.

Lavanda: Antiinflamatorio, analgésico, cicatrizante, tonificante y calmante al mismo tiempo. Relajante, ayuda a conciliar el sueño y es antidepresivo.
Gran regenerador cutáneo. Con acción antiséptica,apropiado para todo tipo de pieles, desde las juveniles, grasas, o con acné, hasta las secas, maduras o con problemas específicos.
Nos ayudará para aliviar cualquier tipo de dolor, para limpiar y cicatrizar heridas, para quemaduras y eczemas.
Recupera el pelo dañado o seco, mejora el crecimiento, da volumen al cabello fino y frágil.
Eficaz en el tratamiento de pérdida de cabello. Alivia la picazón del cuero cabelludo y la caspa.
Purifica y desodoriza.
Poderoso antiséptico e Insecticida, útil en la desinfección del cuero cabelludo: piojos o liendres.
Precauciones: En algunas personas alérgicas el aceite esencial de lavanda francesa puede provocar irritación o inflamación en la piel. Se aconseja realizar una prueba en la piel, en la cara interior de la muñeca.
Se desaconseja en mujeres embarazadas en los tres primeros meses de embarazo.

Lemongrass ( Cymbopogon flexuosus ): analgésico,  antimicrobiano,  antioxidante, astringente, bactericida, fungicida y antiséptico.
Reaviva el brillo del cabello, calmante. Seborregulador, antiséptico, antibacteriano y antifúngico. Anticaspa.

Limón: Excelente para el cuidado de la piel, astringente, curativo, depurativo, antirreumático, calmante y tónico. Acción blanqueante progresiva.
Mejora la circulación sanguínea y linfática. Fortalece las uñas quebradizas
Antiséptico fuerte, descongestivo. Tos, resfriados, gripe. Pieles grasas, acné.
Agotamiento, convalecencias, antidepresivo, mejora el estado general.

Litsea cubeba: Antiséptico, antiinflamatorio, desodorante, calmante, refrescante, desinfectante, relajante, insecticida, sedante. Es apropiado para el tratamiento contra el impurezas, acné, dermatitis, granos, transpiración excesiva y piel grasa.
Buen repelente contra insectos.

Ayuda a combatir la depresión, la ansiedad. Alivia los dolores musculares.

Mandarina: Útil para todo tipo de piel, y sobre todo para tratar la piel grasa y congestionada. Tonifica y ayuda a combatir el acné, los granos, las estrías y las arrugas. Rejuvenece la piel, hace que luzca más joven y saludable.
Útil en el crecimiento de nuevas células y tejidos, ayuda en la cicatrización de heridas y estrías.
Mejora la circulación sanguínea, y trata problemas digestivos e intestinales.
Circulación, musculatura y articulaciones: retención de líquidos, obesidad y celulitis.
Sistema nervioso: insomnio, tensión nerviosa, inquietud.
Cabello: Rico en antioxidantes y vitamina C, E y B12, induce el crecimiento y ralentiza el encanecimiento del cabello.

Se emplea a menudo para los niños y las mujeres embarazadas. Relajante y calmante delicado, se recomienda: molestias estomacales infantiles (masaje), problemas de sueño, inquietud o ansiedad (tanto en adultos como en niños). Aroma agradable que aporta alegría.

Manzanilla: Es un aceite regenerador y muy suave. Calmante del sistema nervioso, estrés, descongestionante y tónico, aporta a la piel luminosidad. Protege los capilares en la piel sensible. Con propiedades antisépticas, analgésicas, sedantes, cicatrizantes, antiinflamatorias y antialérgicas.
Actúa como una “cortisona” natural, útil para piel con problemas dermatológicos: acné, psoriasis, erupciones…
Reduce las bolsas oculares. Aclara y vitaliza el cabello.
Apto para pieles sensibles, remedio para niños (calma física y psíquicamente). Tranquiliza a los bebés, les ayuda a dormir mejor, también en casos de hiperactividad en niños.
Melisa: Refresca, revitaliza y tonifica. Útil en piel con dermatitis, eczemas y acné.
Somnífero natural sin contraindicaciones ni efectos secundarios. Evita la propagación de bacterias, hongos y virus.
Alivia los dolores menstruales, ejerce una acción calmante en las molestias de la menopausia.
Rico en mucilagos que suavizan el cabello. Neutraliza la electricidad estática de los cabellos finos, rebeldes y difíciles de moldear. Especialmente indicado para el cabello graso y para el cuero cabelludo sensible. Anticaspa.

Menta: Revitalizante, energizante, antiinflamatorio, tónico general y estimulante del sistema nervioso, analgésico, expectorante, antiséptico general , antiespasmódico, antiviral, antimicrobiano, antiprurítico y astringente. Aleja los mosquitos.
Muy útil para tratar heridas, dermatitis, tiña, sarna y acné.

Con alto contenido en mentol, refresca la piel. Es efectiva en lociones para los pies y las cremas para después del sol. Tonifica y estimula la piel. Tiene efectos calmantes para piernas cansadas e hinchadas.

Mirra: Antiséptico, antiinflamatorio, antiviral, antiparasitario, expectorante, anticatarral y anti-inflamatorio.
Cicatriza y regenera poderosamente marcas y arrugas, pieles dañadas, heridas, cicatrices y úlceras. Combate aftas, gingivitis, piorrea y fortalece dientes y encías.
Indispensable en caso de pieles dañadas por psoriasis o eczemas.

Equilibra la mente, calma la ansiedad, aporta relax y bienestar.

Naranja dulce ( Citrus sinensis): Antiinflamatorio, estimula la circulación linfática y es útil para paliar la retención de líquidos y la celulitis.
Antidepresivo, afrodisíaco, tónico y sedante. Actúa como desintoxicante y es muy bueno para mantener la piel sana, suave y joven.

Antiséptico, útil para el cuidado de la piel grasa y mixta, acné, cutis apagados… También ayuda a curar el acné y la dermatitis.

Naranjo amargo (Citrus auramtium): Regenerador cutáneo y revitalizante de los tejidos. Con propiedades nutritivas, reafirmantes, cicatrizantes, calmantes, antiinflamatorias, tonificantes y antiarrugas.
Rejuvenece la piel, muy útil para el cuidado de pieles sensibles, secas y envejecidas.
Alivia el acné, el ezcema, la psoriasis, también la caída del cabello y el pelo seco, fino y frágil.
Calma los nervios y la ansiedad. Sedante, excelente como tratamiento de choque en estados de pánico y conmoción,.

Indicado para bebés, embarazadas y lactantes.

Niaulí (Melaleuca quinquenervia): Tónico, regenera, refuerza y protege la estructura cutánea de la piel madura, cansada y apagada.
Antiséptico, parasiticida, balsámico, insecticida, antiviral, expectorante, anticatarral y desinfectante, descongestivo y antiinflamatorio, útil en casos de acné, forúnculos, dermatitis, quemaduras, herpes y soriasis., protege contra radiaciones.
Tónico para cabellos sin brillo, pelo fino y apagado, refuerza y protege la estructura del cabello.
Combate la depresión y el agotamiento nervioso. Alivia los dolores musculares, reumatismo, artrosis y en la infección de heridas varias, hemorroides y várices.
Precauciones: No utilizar durante el embarazo y en niños pequeños.

Palmarrosa o Rosa turca: Hidratante, restaura el equilibrio de agua en la piel, revitalizadora y regeneradora celular. Combate bacterias, hongos, virus, microbios, etc (rinofaringitis, anginas, sinusitis, bronquitis, acné, micosis cutáneas, micosis ginecológicas, cándidas, etc.).
Ayuda a calmar las emociones, favorece la relajación.
Es un potente desodorante.

Palo de rosa: Reconstituyente mágico, borra las arrugas, marcas, cicatrices y heridas. Estimulante y tónico celular. Cura la piel seca, reafirma y tonifica los tejidos. Gran regenerador para la piel, calma, relaja y al mismo tiempo tonifica los músculos. Ayuda a reducir la aparición de puntos negros, espinillas, acné… controlando la cantidad de sebo secretado por las glándulas sebáceas.
Relajante y tranquilizante, con propiedades antidepresivas. Se utiliza para aliviar la tensión nerviosa, calma dolores de cabeza y aleja las energías negativas del cuerpo y de la mente, aumenta la creatividad y positiviza las energías ambientales.
En el cabello, controla la cantidad de sebo de las glándulas sebáceas, ayudando a detener la caída del cabello.
Adecuado para la piel delicada de los niños pequeños y Gel para bebes.

Picea negra (Abeto negro): Antiséptico, antifúngico, antitusivo, expectorante, balsámico, Inmunoestimulante, cortisona-mimético, antiespasmódico, anti-inflamatorio, tónico y estimulante.
Indicado:
Afecciones respiratorios (resfriados, bronquitis, tos, asma), astenia, fatiga crónica, cansancio nervioso, artrosis, reumatismo, acné, psoriasis, eczemas.
En caso de estrés, agotamiento mental, de fatiga crónica… Aporta fuerza vital.
Como seborregulador en champú.
Precauciones de uso: No usar durante los 3 primeros meses del embarazo. No usar en niños menores de 6 años.

Pino: Antibacteriano, antiséptico, antiviral, antimicrobiano, analgésico y antiinflamatorio. Ayuda a limpiar impurezas de la piel.
Insecticida y desodorante.
Se utiliza también para dolores musculares, catarros, asma, etc.
En aromaterapia también es muy común porque su aroma despierta los sentidos.
Precauciones: En caso de embarazo, consulte con su médico. 

Pomelo: Regula el sebo en la piel y el pelo graso. Vigoriza, revitaliza y tonifica la piel y el cabello. Suavizante, astringente, antiséptico, antiinflamatorio y relajante. Es rico en vitaminas A, C y Potasio.
Es un potente antioxidante natural, útil en tratamiento de acné,con suave efecto exfoliante.
Mejora la circulación, alivia las piernas pesadas y la celulitis adiposa.

Ravintsara: Gran antivírico, potente energizante, bactericida, expectorante, estimulante inmunitario, anticatarral, rico en antioxidantes.
Indicado: Infecciones víricas de todo tipo: gripe, herpes, mononucleosis, resfriados, bronquitis, sinusitis, rinofaringitis…
Depresión, angustia, estrés, insomnio o cansancio profundo.
Ayuda en la retención hidrolipídica y en el drenaje linfático.
Aceite bien tolerado en general y bastante inocuo, pudiéndose utilizar incluso en niños.
Precauciones: no se aconseja en los 3 primeros meses de embarazo. Diluido en aceite vegetal, en bebés a partir de los 3 meses.
Romero: Antimicrobiano, antioxidante, antiséptico, bactericida, astringente y cicatrizante. Analgésico, antirreumático, reconstituyente y tónico, alivia las piernas hinchadas y cansadas.
Reequilibra la piel y restituye su luminosidad. Gran cicatrizante y regenerador cutáneo.
Fortalece, da brillo y vigor al cabello, mejora la circulación sanguínea, regula la secreción sebácea y estimula su crecimiento.

Existen diferentes quimiotipos (cineol, verbenona, alcanfor…)

Salvia: Relaja, rejuvenece y embellece la piel. Buen Suero tensor para el contorno de ojos.
Antiséptico, desinfecta y cicatriza granos, forúnculos, quemaduras, eczemas, acné, aftas y herpes.
Mantiene el cabello sano, es seboregulador, balsámico, relajante, antiséptico, purifica el cuero cabelludo y da soltura al cabello.
Ayuda a eliminar picores en el cuero cabelludo sensible y con tendencia a la descamación.
Alivia las piernas hinchadas, pesadas y congestionadas. Ayuda en la migraña y el dolor de cabeza.
Regula el exceso de sudoración.

Relajante y tónico, levanta el ánimo y proporciona tranquilidad.

Sándalo: Promueve el bienestar general y la salud mental, ayuda a mejorar la memoria y a crear una sensación de relajación y paz. 
Relajante y afrodisíaco. Rico en antioxidantes, astringente suave, calma, tonifica, y limpia la piel, antiviral excelente, antiinflamatorio suave ante picaduras, irritaciones…
Ayuda a prevenir la caspa.
Tomillo: Buen dermoprotector: Antioxidante, cicatrizante, estimulante, tónico y astringente, ayuda a la piel a regenerarse y regularse. Antibiótico, antibacteriano, antimicrobiano, útil para el cutis con problemas de acné.
Astringente, purificante y antiséptico, combate el exceso de grasa y la alopecia. Ayuda a eliminar la caspa.
Estimula la circulación y el sistema inmunológico, bueno para masajes anticelulíticos. Antirreumático, antitóxico, antiviral, balsámico, ayudar a sanar heridas infectadas y la dermatosis.
Repelente, fungicida e insecticida, alivia el mal aliento y exceso de sudoración.

Ylang ylang:  Hipotensor, estimulante y regenerador celular, ideal tanto para la piel grasa como seca.

Mantiene el pelo sano, brillante y favorece su crecimiento. Seborregulador.
Antidepresivo, afrodisíaco, antiestrés. Sensual y profundamente relajante, eleva el espíritu y promueve un sentido de confianza en uno mismo.
Da calor, es reconfortante y equilibrante, ayuda a regular la circulación sanguínea el ritmo cardíaco.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies