cuerpo_web

Cuerpo

linea_separador_texto_2

La Limpieza del cuerpo es algo fundamental en nuestra higiene diaria.
La acción principal de un Jabón es eliminar la suciedad acumulada sobre nuestra dermis.

Al comenzar cada día, para mantener nuestra piel limpia y sana,
tan solo necesitaremos un jabón lo más natural posible, que respete nuestra piel.
Si además lo enriquecemos con aceites vegetales vírgenes y aceites esenciales puros,
le aportamos protección y los nutrientes necesarios para que se muestre limpia, fresca y lozana.

Su función antiséptica es una defensa contra las bacterias, no obstante, el exceso
de lavado y sobre todo si usamos un producto demasiado desengrasante y
no fisiológico, puede alterar el equilibrio natural de la piel, deshidratándola e irritándola.

Otra idea totalmente errónea  es la importancia de que nos proporcione abundante espuma.
Esto es totalmente irrelevante, la limpieza no depende en absoluto de que haga poco o nada de espuma.


Lo más importante de un limpiador es que respete y cuide el equilibrio de la grasa natural que segrega nuestra piel.

linea_separador_texto_2

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies